Los Bravos conquistaron la Serie Mundial

Bravos Serie Mundial

Con jonrones de Jorge Soler, Freddie Freeman y Dansby Swanson, los Bravos de Atlanta vencieron 7-0 este martes 3 de noviembre a los Astros de Houston y se coronaron en la Serie Mundial. Los de Atlanta se llevaron la serie 4-2 y conquistaron el Clásico de Otoño por primera vez desde 1995.

Además, es su cuarto trofeo en una Serie Mundial, tras los logrados en 1957 cuando tenían su base en Milwaukee y en 1914 cuando Boston era su casa. Por su parte, los Astros solamente se llevaron el trofeo en 2017, después de aparecer en tres de las últimas cinco ediciones.

Soler fue elegido el MVP de la serie, para convertirse en el segundo cubano en lograrlo. El otro cubano fue Liván Hernández en 1997 con los entonces Marlins de la Florida.

“Muy emocionado y feliz en ser el segundo cubano MVP en la Serie Mundial”, señaló Soler, quien despachó tres bambinazos con seis impulsadas, dos de los cuadrangulares para darle el triunfo al equipo.

“Muy orgulloso de todo el conjunto, en la forma que jugamos. Cuando llegué aquí en cambio en julio junto con otros jugadores empezamos a ganar y nos dimos cuenta de que podíamos ser campeones”, agregó.

 

La fiesta de los Bravos

Los Bravos comenzaron la fiesta en el mismo primer inning, fabricando tres carreras con cuadrangular de Soler frente al abridor venezolano Luis García (0-1). El criollo terminó cargando con la derrota tras recibir

La entrada la comenzó Ozzie Albies con sencillo, seguido por un boleto a Eddie Rosario y el jonronazo de Soler. Era el tercero de este Clásico de Otoño, los dos últimos para ganar el partido.

El estelar toletero cubano no solo se llevó la cerca sino que se voló también las gradas del jardín izquierdo en un descomunal batazo, uno de los más grandes conectados en el Minute Maid Park de Houston.

Soler empató así con Hank Aaron (1957), Lonnie Smith (1991) y Ryan Klesko (1995) como los peloteros de los Bravos con tres cuadrangulares en una sola Serie Mundial.

Este es el segundo anillo del cubano ya que guarda el ganado en la Serie Mundial del 2016 con los Cachorros de Chicago, que vencieron a los Indios de Cleveland.

En el quinto, los Bravos cruzaron dos veces más el plato con otro vuelacerca del torpedero Swanson con Albies en circulación por boleto, para poner la pizarra 5-0 en ese momento.

Acto seguido, el cubano Soler recibió boleto y el toletero Freeman le siguió con doblete contra las cercas del jardín izquierdo y el antillano registró la sexta carrera del equipo.

Los Bravos marcaron otra más en el séptimo con jonrón de Freeman y Atlanta aumentó su ventaja a 7-0. Freeman tiene ahora nueve jonrones de postemporada en su carrera y cinco de ellos llegaron en estos playoffs del 2021.

Gracias a esos cinco batazos se empató con Fred McGriff con la mayor cantidad en la historia de la franquicia en postemporada.

“Muy contento todos. Hemos estado esperando un campeonato en esta ciudad durante mucho tiempo y me alegro de finalmente haberlo logrado”, señaló Freeman. “Los récords son buenos, pero ganar la Serie es grandioso”, añadió.

“Todo tipo de cosas que podían salir mal, salieron mal y superamos todas y cada una de esas cosas. Este grupo venía todos los días y trabajaba y trabajaba y trabajaba, y ahora somos campeones de la Serie Mundial”.

Los Bravos sacaron al abridor Max Fried, quien estaba dominando, pero fue sustituido por Tyler Matzek. Matzek fue recibido con imparable por Yordan Álvarez, pero Yuli Gurriel y Kyle Tucker se retiraron con elevados a los jardines.

Fried (1-1) trabajó seis innings en blanco con cuatro hits permitidos y seis ponches. “Tuve que cavar profundo”, apuntó Fried.

“Sabía cuánto creían en mí y tenía que salir y dar una salida digna. No podría estar más feliz de hacerlo junto con este grupo de muchachos”, concluyó.

Artículos recomendados