FIFA amplía protección para futbolistas embarazadas

futbolistas embarazadas

Los 211 países miembros de la FIFA deberán establecer una baja de maternidad obligatoria para sus futbolistas embarazadas. El órgano rector del fútbol mundial anunció nuevas medidas a partir de 2021, con el fin de proteger los derechos de las mujeres que practican este deporte.

Lo más significativo se encuentra en la nueva «baja de maternidad» que le da a las jugadoras 14 semanas, como mínimo, de permiso remunerado. Ocho de estas semanas tienen que ser tras el nacimiento del bebé y el ingreso debe ser de dos tercios de su salario.

Además, los clubes no quedarán con un integrante menos, ya que la FIFA permitirá fichar reemplazos para las futbolistas embarazadas. Esta adición al equipo podrá ser fuera del periodo de traspasos, en caso de que la institución lo considere necesario.

A esto se le añade la prohibición de despido durante esta etapa, los clubes no podrán «cuestionar la validez de sus contratos por el hecho de que las jugadoras queden embarazadas». De infringir este término serán multados económica y deportivamente.

Integración y readaptación total

Una vez que finalicen las 14 semanas de permiso, los clubes tienen la obligación de «reintegrar a las jugadoras». Al tiempo que deberán facilitarles un apoyo médico y físico apropiado para la etapa en la que se encuentran.

El punto fundamental y que puede ser la preocupación más grande para las madres es alimentar a sus bebés. Ante esto la FIFA explicó que las jugadoras en cuestión pueden «dar el pecho o sacar su leche» en lugares que deben ser adaptados por los clubes.

Sarai Bareman, responsable del fútbol femenino en la FIFA, indicó que persiguen el objetivo de «ver más mujeres jugar al fútbol y al mismo tiempo tener una familia».

Para estas profesionales el regreso a la competición no suele ser de igual manera que antes del embarazo, y mucho menos con el mismo éxito. Aunque existen tres casos que hicieron eco a nivel mundial como son Amy Rodríguez, Sydney Leroux y más recientemente Alex Morgan.

Morgan, que tuvo una niña en mayo, se encuentra con el Tottenham en Inglaterra con el objetivo de volver a la competición y a su nivel previo. Además, persigue el sueño de disputar los Juegos Olímpicos de Tokio en 2021.

Por su parte, Amy Rodríguez, jugadora de los Utah Royals y madre de dos niños, explicó para la web de la FIFA el reto que supuso para ella volver a la competición. «Tuve que recuperar mi salud de la A a la Z. Mis músculos se habían literalmente fundido y gané una quincena de kilos», indicó Rodríguez, doble campeona olímpica.

Aquí los nuevos artículos propuestos por FIFA:

Artículos recomendados