El milagroso caso de Romain Grosjean

Romain Grosjean

Como si de un ave fénix se tratara, Romain Grosjean salió de entre las cenizas de su monoplaza para certificar el milagro. El perturbador accidente del piloto francés tuvo en vilo a la Fórmula 1 en el Gran Premio de Baréin el fin de semana.

Antes de entrar en la cuarta curva del circuito, el auto de Grosjean rozó a Daniil Kvyat y se estrelló contra la barrera, prendiéndose en fuego casi de inmediato. Justo en ese momento la bandera roja ondeó y la carrera se detuvo antes de la primera vuelta.

Unas imágenes que recordaron al escalofriante accidente de Niki Lauda, en 1976, o el de Lorenzo Bandini. Afortunadamente para el galo, que estuvo 27 segundos entre las llamas, su cuerpo únicamente sufrió quemaduras en las manos y en los tobillo.

A pesar de esto, Grosjean podría estar fuera por lo que resta de temporada. Pietro Fittipaldi, nieto del mítico Emerson Fittipaldi, tomará su lugar en el Gran Premio de Sakhir este fin de semana.

El halo que llevan los monoplazas, así como la rápida actuación de los comisarios en la pista ayudaron a concretar el milagro. Alan van der Merwe, conductor del coche médico y expiloto de F3, aseguró que nunca vio un accidente de tal magnitud.

El halo, la estructura triangular de titanio que se encuentra sobre el monoplaza y que rodea al piloto, fue clave para salvarle la vida a Grosjean. Romain confesó no encontrarse de acuerdo por la implementación del mismo en 2018, pero ahora se encuentra agradecido de su existencia.

La bota izquierda, el guante izquierdo y parte del casco fueron derretidos por las llamas, pero Romain no sufrió heridas que pusieran en peligro su vida. El doctor Ian Roberts, delegado médico de la F1, aseguró que Grosjean se encontraba perturbado cuando llegaron a la escena.

Los instantes posteriores al accidente, antes de ver imágenes que confirmaron la integridad del francés, fueron de tensión máxima en los boxes. Algunos pilotos, como el español Carlos Sainz, reconocieron el alivio que sintieron al verlo salir del monoplaza.

Stroll, el otro accidentado

El GP de Baréin no solo dejó la dramática imagen de Romain Grosjean, sino también el auto de Lance Stroll volcado sobre la pista. El canadiense giró en la curva ocho sin percatarse de la presencia de Kvyat, provocando que su coche se volcara por el contacto.

Romain Grosjean
El auto de Lance Stroll terminó volcado sobre la pista. Foto: F1

Nuevamente, el halo jugó un papel clave en la seguridad del piloto que salió completamente ileso y por su propio pie de la pista. Segundos antes, Stroll había avisado a su equipo que se encontraba en perfecto estado tras el impacto.

Tras provocar el choque, Kvyat recibió una penalización de 10 segundos por parte de las autoridades de la carrera. El ruso finalizó en el puesto 11 del GP de Baréin, el cual fue conquistado por Lewis Hamilton.

Minutos después del percance de Stroll, el motor del auto conducido por Sergio “Checo” Pérez se rompió. El piloto mexicano tenía el segundo lugar en su bolsillo cuando el auto se empezó a prender en fuego y tuvo que detenerse en la vuelta 54.

 

Artículos recomendados